Alimentos pro y antiinflamatorios

Omega-3 y omega 6, los oímos constantemente en la televisión y los vemos como aditivos en leches, yogurts y otros productos. Pero realmente ¿qué hacen por nuestra salud? y ¿cómo debemos de consumirlos? ¿cuáles son más sanos y qué diantres quiere decir ω-3 o 6?

En el anterior post, vimos la importancia de la inflamación y el papel crucial que juega el ácido araquidónico, un ácido graso ω-6, como precursor de los mediadores de la inflamación. Estos metabolitos secundarios son sintetizados también a partir de ácidos grasos ω-3 y ω-6 que ingerimos en nuestra dieta. Las enzimas que los modifican son las mismas para ω-3 y ω-6, asi que éstos compiten por reaccionar con ellas. En principio, ambos tipos de ácidos grasos juegan un papel importante en la inflamación, pero parece que los ω-6 son más inflamatorios que los ω-3.

800px-EFA_to_Eicosanoids.svg

Porqué los llamamos ω-3 o 6 o más información molecular, la podreis encontrar aquí. Los dos tipos de ácidos grasos tanto ω-3 como ω-6  pueden ser sintetizados por el cuerpo, menos el linoleico (ω-6) y el alpha linolenico (ω-3). Pero además,  los ingerimos en la dieta y son importantes para el metabolismo correcto de nuestro cuerpo. No sólo son importantes como precursores de los mediadores de la inflamación, sino también para muchos otros procesos como la síntesis de la membrana plasmática, la coagulación de la sangre, almacenamiento de energía… Así que sería perjudicial comer de un único tipo de ácidos grasos. Lo importante es mantener un equilibrio correcto de ácidos grasos consumidos. Las proporciones recomendadas van desde 1:1 a 4:1 (ω-3:ω-6), dependiendo del autor, pero la realidad es que actualmente el balance de la dieta occidental es de 1:10 (ω-3:ω-6), por eso se recomienda aumentar el consumo de ω-3 frente a ω-6. Es muy importante que mantengamos los niveles de ácidos grasos ω-3 y ω-6 para evitar la cronificación de la inflamación.

Lo siento por aquellos a los que no les guste el pescado, pero los peces son ricos en  ω-3, sardinas, salmón, atún, pez espada, caballa, trucha, anchoas,… Todos contienen alrededor de 1 gr. de  ω-3 por cada 100 grs de pescado. De todas formas, aquí os dejo una lista de hábitos que se han relacionando con la aparición de enfermedad inflamatoria y la correspondiente lista de hábitos antiinflamatorios.

Hábitos proinflamatorios:

  • Fumar
  • Falta de sueño
  • Vida sedentaria
  • Azucar
  • Acidos grasos saturados
  • Comidas procesadas
  • Déficit de vitamina D

Hábitos que reducen la inflamación

  • Dormir correctamente
  • Ejercicio moderado diario
  • Dieta rica en omega 3, abuntante en pescado como el salmón el atún y las sardinas
  • Proteínas de origen vegetal
  • Limitar el consumo de carne y aumentar el consumo de frutas y verduras
  • Antiinflamatorios naturales presentes en algunas plantas como el gengibre, la pimienta negra, la canela, el clavo
  • Suplementos vitamínicos

Espero que hayamos aclarado, aunque sea un poco, por qué debemos tomar alimentos ricos en  ω-3. Próximamente, hablaremos de temas tan controvertidos como el uso de suplementos vitamínicos o tan importantes como los ácidos grasos cis y trans. Quizás cueste un poco más, pero llegaremos hasta el nivel más profundo que podamos, el molecular.

Related posts

2 thoughts on “Alimentos pro y antiinflamatorios

  1. […] vimos que es importante mantener un equilibrio de omega 3 y omega 6 (Alimentos pro y antiinflamatorios) y vimos también que alimentos deberíamos de incluir en la dieta para conseguir la proporcion […]

  2. […] las estimula, aportando factores de crecimiento, de supervivencia y angiogénesis. Como ya vimos, es importante cuidar la relación de alimentos pro y […]

Leave a Comment