El cáncer de colon, la fibra y las heces

Imagino que más de uno estaréis pensando que este título es simplemente una llamada de atención y ahora os intentaré vender una aspiradora, pero nada más lejos de la realidad amigos. No vendo aspiradoras, nuestras heces nos hablan sobre lo que está pasando en nuestro interior, si hemos comido mucho o poco, maíz o remolacha y por supuesto un análisis de sangre en heces puede diagnosticar una enfermedad como el cáncer colorrectal. A alguno puede parecerle un tema meticuloso, pero es algo muy importante, así que hoy no hablaremos de comida, hablaremos de mierda.

El menú para hoy consistirá en tres platos:

  1. Fisiología del aparato digestivo, un poco aburrido pero necesario para entender qué está pasando
  2. Patologíaenfermedades que podemos padecer y queremos evitar
  3. Prevención: la fibra alimentaria, la solución ¨según estudios consultados¨

1. El aparato digestivo

La digestión de los alimentos tiene lugar en un tubo que nos recorre por dentro, desde la boca hasta el ano. ¿cómo funciona la digestión?

GIT

  1. En la primera estación, la boca, troceamos la comida (importante masticarla bien).
  2. A través del esófago el bolo alimenticio llega al estómago, que secreta ácido clorhídrico y enzimas para ir digiriendo los principales metabolitos (proteínas, hidratos de carbono, lípidos y ácidos nucleicos). Es decir, las moléculas grandes, polímeros, son divididos en monómeros, como si fuera una cadena de clips (polímero) que se deshace en todos sus clips de diferentes colores (monómeros). Los monómeros (pequeños) se absorben más fácilmente que los polímeros (grandes). Amino ácidos, monosacáridos, lípidos y nucleótidos son absorbidos casi en su totalidad en el intestino delgado.
  3. Al salir del estómago, el bolo alimenticio se mezcla y reacciona con enzimas provenientes del páncreas y del hígado, la digestión continua y la absorción empieza en el intestino delgado, desde donde los nutrientes salen por la vena porta para ir al hígado, la gran planta de procesado del cuerpo y de allí al corazón para distribuir los nutrientes por sangre. Lo que queda sin absorber sigue por el tubo a la curva final que es el intestino grueso o colon.
  4. Allí se tienen que absorber agua y electrolitos, pero además la llamada microflora del colon, (bacterias como Escherichia coli) metaboliza algunas sustancias que no han sido absorbidas por los enterocitos del tubo digestivo como urea, bilirrubina, ácidos biliares y más importante la fibra alimentaria.

Así pues, la microflora colónica aporta muchas ventajas entre ellas:

  • Metaboliza los alimentos que nosotros no podemos digerir ni absorber
  • Protege contra infecciones que otras bacterias podrían causarnos
  • Previene enfermedades de tipo inflamatorio como la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn o el cáncer

 

Así que, en teoría, tocaría como recomienda el gran actor José Coronado: ¨renovarnos por dentro y eso se nota por fuera¨……. ayssss estos eslogans publicitarios, en próximas entradas los comentamos 😀 Lo que sí puedo deciros es que abusar de antibióticos puede afectar a la flora del colón y bacterias patógenas, como Clostridium difficile, pueden colonizar la zona y causar diarrea, fiebre, nauseas, dolor o pérdida de peso. Más antibióticos nos meterían en un círculo vicioso, no son medicamentos para tomarse a la ligera (e.g. clamoxil). Así pues, os presento un tratamiento muy recomendable, el trasplante de caca! Si, por el ano…………. si lo buscáis en la red, veréis que no es una nueva terapia alternativa, se trata de trasplantar la microflora para el tratamiento junto con su ecosistema. Muchos gastroenterólogos están empezando a practicarlo y parece que funciona.

Estás que me hago esto, prefiero tomar alimentos prebióticos como la fibra alimentaria.

2. Patología 

Ya vimos anteriormente que un ambiente inflamatorio podría terminar en la aparición de enfermedades, estas son las que afectan al colon y cuyo riesgo estaría asociado con una baja ingesta de fibra alimentaria.

  • Diverticulosis. Los divertículos son pequeños sacos que se forman en el colon, son más frecuentes en el tramo del sigma. Cuando se inflaman producen diverticulitis pudiendo provocar una perforación y otras complicaciones.
  • Enfermedad de Crohn, es una de las enfermedades inflamatorias intestinales propiamente dichas. Puede afectar desde la boca al ano pero de forma segmentaria, aparecen ulceraciones y la mucosa se ve en empedrado, pero la afectación es transmural no solo de la mucosa. Los síntomas son dolor abdominal, diarrea, fiebre, pérdida de peso pero puede llegar a dar fisuras o fístulas.
  • La colitis ulcerosa, es la otra enfermedad  inflamatoria intestinal, afecta predominantemente al recto, parte final del colon, de forma continua. Produce sangrado rectal, diarrea, urgencia y tenesmo (siempre hay ganas) eliminación de moco y dolor abdominal. Tanto la colitis ulcerosa como la enfermedad de Crohn aumentan el riesgo de cáncer colorrectal.
  • El cáncer colorrectal (CCR), es la segunda causa de muerte por cáncer en países desarrollados. Es el tercer tumor más frecuente en varones (1º próstata/2º pulmón) y en mujeres (1º mama/2º pulmón). La edad de presentación más frecuente está en torno a los 62 años. Aumentan el riesgo el alcohol, el tabaco,  cáncer previo de mama, útero u ovario y la historia familiar. Los tratamientos actuales (cirugía, radioterapia y quimioterapia) consiguen controlar la enfermedad en poco más del 60 % de los casos. Aunque se ha llevado a personalidades como Manolo Escobar, la Reina Isabel I de Inglaterra o Audrey Hepburn.

 

carmen posadas

Normalmente, un trastorno genético produce una clínica determinada. En el adenocarcinoma de colon hay una serie de mutaciones que ponen el colon en peligro, creando seguidamente adenomas, pólipos y finalmente dan lugar a diferentes tipos de neoplasia.

CCR2

3. La fibra alimentaria

Por fin llegamos al asunto que nos ocupa. El término fibra alimentaria se refiere a un grupo de polisacáridos que cumplen una función estructural en el reino vegetal. La podemos clasificar en soluble e insoluble, ambos tipos de fibra tienen sus ventajas, por lo que es importante tomar de los dos tipos. Deberíamos tomar en torno a 30 gramos de fibra al dia, así que aquí os dejo un enlace a la prestigiosa clínica Mayo de EEUU con una lista de alimentos ricos en fibra. La fibra soluble absorbe más agua, hace unas heces más blandas y es más fermentada, por eso genera más gases que suelen salir….por detrás. La fibra insoluble, más presente en verduras, reduce el riesgo de padecer cáncer de colón y favorece la reabsorción de agua en el colón distal, al quitarle el agua se quedan unas heces más secas y compactas. Los alimentos ricos en fibra contienen ambos tipos, aunque predomina una de las dos y así están clasificados en la tabla.

Picture1

Algunos estudios afirman que la fibra nos ayuda a reducir el riesgo de diverticulosis, diabetes, obesidad, enfermedades del corazón , enfermedades inflamatorias, adenoma polipoide además de bajar el colesterol (según estos estudios). Otros no encontraron relación entre la toma de fibra y el riesgo de diverticulosis o adenoma. La polémica está servida. Parece ser que la microbiota del colon se alimenta de fibra, convirtiéndola en un alimento prebiótico muy recomendable. Nuestras heces están hechas de agua (75%), bacterias (la mayor parte del residuo seco), lípidos, esteroles, moco y fibra que no ha sido fermentada y que aumentará la masa fecal. Esto nos lleva al título de la entrada de hoy, más fibra = más heces. Así que amigos, nos arriesguéis, tomad más fibra! Cuidad vuestro culo por dentro que eso sí que se nota por fuera.

Y cómo siempre la explicación molecular nos la da la Química Orgánica:

La fermentación es el proceso por el cual las bacterias anaeróbicas, la levadura o los miocitos obtienen energía a partir de hidratos de carbono que convierten en piruvato en una glucólisis normal, seguidamente usan ese piruvato en distintos procesos para dar por ejemplo etanol en el caso de la levadura, o ácido láctico en el caso de los miocitos de los músculos. Los colonocitos del colon oxidan el piruvato a butirato, propionato y acetato.

fermentacion

Ácido Butírico (AB). Esta publicación y esta otra nos resumen los beneficios del AB:

  • Son la fuente de energía preferida de los colonocitos en la β-oxidación.
  • Efecto anticancerígeno. Aunque aún faltan estudios epidemiológicos que lo confirmen, parece ser que el ácido butírico podría reducir el riesgo de adenocarcinoma de colon por varios mecanismos, inhibiendo las HDACs y la fosforilación de histonas por lo que una hiperacetilación de las histonas aumentaría la expresión de algunos genes, alterando la metilación del ADN, regulando la actividad de algunas kinasas y reduciendo la angiogénesis por modulación de las proteínas HIF1 y VEGF. Además las células cancerígenas  del adenocarcinoma de colon no expresan los transportadores de butírico. A pesar de ello, en la comunidad científica se habla de ¨butyrate paradox¨ ya existen resultados inconcluyentes.
  • Efecto antiinflamatorio, tampoco está entendido completamente, una ausencia de butírico en la luz del colon lleva a una atrofia de la mucosa y colitis. Se han hecho estudios clínicos con enemas de butírico y suplementando la dieta, donde sí que se ha observado una remisión de colitis ulcerosa. El mecanismo más estudiado consiste en la supresión del factor NF-KB que expresa citocinas inflamatorias y otras moléculas proinflamatorias.
  • Reducción de las especies reactivas de oxígeno, se ha observado como la incubación de colonocitos con butírico reduce el daño del ADN asociado a H2O2. Aun no se conoce el mecanismo pero en dietas ricas en fibra se ha observado una reducción de la mieloperoxidasa.
  • Contribuye a la barrera protectora de mucina.

 

Ácido propiónico (AP). Esta publicación nos resume cuales son los beneficios del AP:

  • Contribuye a la gluconeogénesis, En principio no podemos sintetizar glucosa a partir de ácidos grasos, pero el ácido propiónico es capaz de meterse en el ciclo de krebs y elevar la concentración oxaloacetato que participa en la gluconeogénesis en el hígado.
  • Sobre el colesterol el AP ha bajado los niveles en animales, pero no en humanos. Parece ser que sí que baja los ácidos grasos en plasma, bloqueando la lipolisis y estimulando la adipogénesis en los adipocitos.
  • El efecto antiinflamatorio que se atribuye a los ácidos grasos de cadena corta no estaría asociado al AP. In vitro se ha visto que el AP no inhibe a las ciclooxigenasas. Hay resultados controvertidos sobre otros posibles modos de acción pero no hay nada seguro.
  • Posible mejora sobre la sensibilidad a la insulina.
  • Aumento de la saciedad por bloqueo nervioso de las señales al cerebro.

 

Pues eso es todo amigos, espero que os haya gustado la entrada y os anime a añadir algo más de fibra a vuestra dieta. Comentad, suscribiros y decídselo a vuestros amigos. Si tenéis a alguien cerca en edad de riesgo y que no toma mucha fibra, haced caso a Mierdín y pedid un análisis de sangre en heces, es gratis.

AECC

 

 

 

 

 

Related posts

5 thoughts on “El cáncer de colon, la fibra y las heces

  1. […] este tipo de evolución en la anterior entrada sobre el cáncer de colon por […]

  2. Ana

    Hola Joaquin!
    Muy buena tú página , enhorabuena.
    ¿Que opinas de los probioticos.? Hay una tendencia a incluir dentro de estos productos, probioticos bso , incluyendo “bacterias” que podemos encontrar en la tierra, aunque yo desconfío un poco de esto. Y por otra parte hay una gran diferencia de precio entre unos y otros productos . Mayor precio es igual a mayor eficiencia.? O no necesariamente? , ¿cuantas de estas bacterias llegarán con vida a los intestinos.?
    Sigue así, ojalá hubiera más medios divulgativos como el tuyo.
    Gracias

    1. joaquin

      Hola Ana y muchas gracias por comentar. Sin duda, los probioticos nos benefician. Aumentar la diversidad bacteriana de nuestra flora intestinal tiene beneficios que aun están siendo descubiertos. Sin embargo, esta idea puede ser explotada por la industria alimentaria de forma fraudulenta. El lactobacillus casei del Actimel por ejemplo, ellos lo ponen por la nubes para venderte el producto y no es tanto como dicen. Más allá del debate de si es beneficioso o no, es una bacteria presente en muchos otros probioticos. Por lo tanto, no hace falta comprar la marca comercial para obtener los beneficios, si es que los tiene. Contestando a tus preguntas, mayor precio no significa mayor eficiencia, pagas la marca. Yo incluiría pre y probioticos en mi dieta de forma normal, sin obsesionarme.

      Un saludo y gracias de nuevo!

  3. Sandra Pérez

    Acabo de descubrirle y créame que me tiene maravillada. Querría preguntarle si cree que para una persona que ya padece Crohn sería beneficioso un transplante de bacterias fecales. De serlo, ¿sabe si en españa se utiliza esta técnica?. Mil gracias

    1. joaquin

      Hola Sandra, gracias por comentar y me alegro mucho de que le esté gustando el blog. Comentarios así me animan a seguir con esta labor que me gusta mucho pero que cuesta mucho tiempo y esfuerzo.
      Desgraciadamente no puedo darle ningún consejo respecto al uso del trasplante de heces para el tratamiento de la enfermedad de Crohn. Se que existe pero no conozco quien puede practicarla en España y tampoco si es efectiva. Es mejor que lo consulte con un digestólogo.
      Un saludo y gracias de nuevo!

Leave a Comment