¿Restricción calórica para mejorar y alargar la vida? (I)

Hola a todos! está siendo difícil combinar estudios, trabajo y el blog. Pero qué le vamos a hacer, me encanta compartir con vosotros mi pasión por la ciencia detrás de la nutrición y la salud, aquí seguiré. Hoy comentaremos la restricción calórica, un método que se postula para alargar la vida y mejorar la salud. Recientemente, un estudio entre USA, Dinamarca, Austria y España ha aclarado un poco más los mecanismos detrás de este proceso.

La vida eterna es un tema con matices religiosos, históricos y de fantasía. La realidad es que todos nacemos y morimos y nadie sabe si hay algo después. Pero ¿podemos alargar los años de vida?  Envejecer nos acerca cada vez más a la muerte, mientras que la juventud es un símbolo de fuerza y vitalidad.

reestriccion calorica, la fuente de la eterna juventud
Lucas Cranach el Viejo (1472 – 1553) “La Fuente de la Eterna Juventud” (1546)

Existen procesos moleculares relacionados con el envejecimiento. Estos procesos moleculares explican porqué envejecer está asociado a contraer algunas enfermedades, como cardiovasculares, cáncer, diabetes de tipo II, degeneración neuronal,… Evitando esos procesos, podríamos reducir el riesgo y alargar la esperanza de vida. De eso se trata, reducir los riesgos

¿Qué factores nos hacen vivir más o menos? Pues en principio lo que todos sabemos ya, ejercicio, dieta saludable y nada de excesos. ¿Qué hábitos acortan la vida? el estrés, los excesos, el alcohol, el tabaco. Pero el factor más determinante es la genética.

Quizás algunos recordéis a Isabel Preysler en un programa de tv en España hablando sobre su batido verde secreto que toma todos los días.

Pues seguramente es un batido muy sano y saludable, pero recordad que ya hablamos de los batidos detox. Es muy sano tomar frutas y verduras en cantidad, y seguro que contribuyen a reducir el riesgo de contraer enfermedades. Pero el motivo por el que esta señora se mantiene tan joven, es porqué tiene una genética que le ayuda a mantenerse así. Por supuesto que llevando una “mala” vida de excesos y sin cuidarse esta señora parecería mucho más mayor. Así que nuestro objetivo debería ser coger lo que se nos ha dado (nuestros genes) y hacer un buen uso de ellos. La genética nos da unas herramientas y nuestro estilo de vida decide qué hacemos con ellas. Es lo que llamamos epigenética y que explicaremos en una futura entrada más a fondo.

El objetivo de la gerontología no es aumentar los años de vida, es extender la salud en el tiempo. Existen fármacos (resveratrol, rapamicina) que están investigándose y que ralentizarán el envejecimiento y se acercarán a este objetivo. Además de eso hay algunos trucos que iremos comentando en el blog,  y que nos hacen reducir riesgos y llevar una vida más sana, uno de ellos es la restricción calórica, es decir, comer menos.

Hace dos años se publicó en la prestigiosa revista Nature como la restricción calórica en el macaco rhesus reducía las causas de muerte relacionadas con el envejecimiento y otras.

monos

En este estudio se comparó el estado de salud y edad fisiológica de 40 macacos rhesus. A unos se les administró una dieta normal, a otros un 30% menos de calorías. La fotografía compara el estado de salud de dos monos cada uno en un grupo de estudio. Los dos monos tienen 27 años cronológicos, pero obviamente, el mono con restricción calórica tiene una edad fisiológica mucho menor. Este estudio fue muy revolucionario y confirmaba lo que antes se había comprobado en organismos modelo más sencillos como levadura, nematodos, moscas y ratones.

Incluso libros básicos de medicina como el Robbins & Cotran de patología básica menciona la restricción calórica como un medio para frenar el envejecimiento. En el siguiente esquema sacado de la versión inglesa del libro, vemos como, hablando en general, nuestras células envejecen por tres motivos,

La restricción calórica parece que activa a unas proteínas llamadas las sirtuinas que frenan el daño al ADN y prolongan la vida de las células.

Explicación restricción calórica

Parece ser que estos procesos están relacionados con la autofagia, descubrimiento que le valió a Ohsumi-Sensei el premio Nobel de Medicina de 2016. La célula, bajo condiciones de restricción calórica, se vería obligada a reorganizar sus recursos, reciclando material de desecho, depurándose, coloquialmente hablando.

Pues ¿cómo no? hay controversia con las ventajas de la restricción calórica. Según el experto en el tema, Richard Miller, profesor de Patología de la Universidad de Michigan: “la restricción calórica funciona en animales, pero no creo que sea viable en personas”. Para despejar dudas, un equipo Cordobés junto con equipos de investigación del NHI americano, otros daneses, austríacos,… un total de 18 grupos han estudiado como diferentes factores afectan a la expansión de vida en ratones sometidos a restricción calórica. Han cogido múltiples ratones de razas diferentes, de sexos diferentes y les han aplicado restricciones calóricas diferentes.

La conclusión es que……. la restricción calórica mejora la salud y alarga la vida, pero no siempre. La genética, el sexo y la cantidad de restricción influyen en la salud y la supervivencia de los ratones estudiados. Lo importante es el balance energético final que viene determinado por los tres factores estudiados. El estudio que ha manejado muchos datos, concluye que para que el resultado de la restricción calórica sea positivo es necesario un funcionamiento optimo de las mitocondrias y una autofagia activa. Estos dos factores optimizarían el metabolismo de hidratos de carbono y lípidos, dándole flexibilidad para preservar una cantidad de grasa saludable durante la edad adulta. Como podéis imaginar el proceso es algo más complejo, pero desde aquí y sin miedo a “pillarme los dedos” os animo a gestionar mejor vuestros recursos en la nevera, lo que se notará en vuestros recursos en la célula.

¿Cuánto comemos cada día? pues la ecuación de Harris-Benedict calcula la cantidad de Kcal que deberíamos de comer para mantener nuestra tasa de metabolismo basal (TMB), dependiendo de sexo, peso, altura y edad.

Hombres TMB = (10 x peso en kg) + (6,25 × altura en cm) – (5 × edad en años) + 5
Mujeres TMB = (10 x peso en kg) + (6,25 × altura en cm) – (5 × edad en años) – 161

Una persona que hace más ejercicio que otra necesita más energía, así usamos estos factores de conversión para multiplicar por nuestro TMB y calcular lo que deberíamos comer de acuerdo con nuestro ejercicio. Como es lógico, a más ejercicio, más Kcal necesitaremos para mantener nuestro metabolismo basal.

Poco o ningún ejercicio Calorías diarias necesarias = TMB x 1,2
Ejercicio ligero (1-3 días a la semana) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,375
Ejercicio moderado (3-5 días a la semana) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,55
Ejercicio fuerte (6-7 días a la semana) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,725
Ejercicio muy fuerte (dos veces al día, entrenamientos muy duros) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,9

¿Qué restricción calórica aplicaríamos? pues esa es una pregunta compleja que puede poner en riesgo vuestra salud, así que mejor la dejamos para el endocrino. Podéis probar con comer un 10% menos y si os va bien funciona, bajar un 20%. No os hará ningún mal ser prudentes y comer en menor cantidad. Siempre con moderación si os encontrais mal dejarlo.

Pues nada espero que os haya gustado el artículo, y una vez más espero que por favor comentéis y compartais.

Un saludo!!

Related posts

5 thoughts on “¿Restricción calórica para mejorar y alargar la vida? (I)

  1. David

    Así que al final se reduce a las calorías que ingerimos, sin tener en cuenta si estas proceden de hamburguesas del mcdonalds o de gominolas?

    1. joaquin

      Hola David, todo afecta. Comer de forma saludable ayuda a reducir el riesgo de contraer enfermedades, somos lo que comemos. La restricción calórica nos dice que además comemos más de lo necesario. Comiendo menos cantidad, menos kcal, reducimos también el riesgo. Puedes comparar el cuerpo con un coche u otra máquina, cuántos más km le hagas mas podrá estropearse. No es una comparación perfecta, pero es otra forma de ver una idea que existe desde siempre, moderación.

      Un saludo y gracias por comentar!

  2. Francisco Guillem

    Hola,

    Me parece un artículo muy interesante, sobretodo lo relativo al estudio de la restricción calórica en el macaco y su publicación en La prestigiosa revista científica Nature.

    En lo que no estoy de acuerdo es que el factor de mayor impacto respecto a la longevidad es el factor genético, ya que está ampliamente demostrado con evidencia científica, publicada en revistas científicas como Nature entre otras, es que el factor más decisivo en la longevidad son los hábitos de vida, el tabaco , el alcohol, el ejercicio y la nutrición entre otras.

    Me sorprende como un estudiante de medicina puede decir semejante afirmación. Usted ya debería estar acostumbrado a la medicina basada en la evidencia, y la evidencia científica afirma sin genero de dudas que la genética influye, pero es el factor menos decisivo en la longevidad entre los 3 estudiados normalmente, siendo los hábitos de vida el más influyente seguido del lugar donde vives (hospitales, contaminación, vivienda, salubridad, agua potable, etc…)

    Un saludo

    1. joaquin

      Hola Francisco y gracias por comentar. Cuando he dicho: factor más determinante, no me refería a factor de más peso, me refiero a que, en igualdad de condiciones, es el factor que determina nuestro estado de salud.

      Yo veo la longevidad como una ausencia de factores de riesgo. A menos factores, menos probabilidad de contraer una enfermedad concreta, mayor esperanza de vida. Por supuesto que si, una vida sana reduce las probabilidades y alarga la vida en cualquier situación.
      Podemos clasificar los factores de riesgo en dos categorías: modificables y no modificables. La genética no podemos modificarla. Te pongo un ejemplo; el carcinoma colorrectal, la segunda neoplasia más frecuente del mundo, puede contraerse por dos vías, hereditaria y adquirida. Si has heredado las mutaciones en los genes APC (poliposis adenomatosa o familiar) o MLH1 (síndrome de Lynch) tienes muchas más probabilidades de contraer la enfermedad que una persona que no tiene esas mutaciones. ¿Un estilo de vida saludable mejora tus probabilidades? evidentemente, pero a mismo estilo de vida de dos personas, una con herencia para carcinoma y otra sin, la que tiene herencia tiene muchas más probabilidades.
      Un metáfora final, la salud es una partida de cartas, nacemos con una mano que nos han repartido. Con esas cartas, tienes que luchar por ganar la partida.

  3. […] fisiológica de los consejos nutricionales. En entradas anteriores hemos visto porqué debemos comer menos, porqué habría que incluir la fibra en nuestra dieta o porqué tomar antioxidantes pero […]

Leave a Comment